Poema de Cristina Campeanu

Delante el Tribunal de jurados

Y heme aquí recto, delante el Tribunal de jurados:
„Díganos la verdad, me dicen frunciendo el ceño,
¿por qué pisó sobre la hierba?, ¿por qué miró la
alba en llamas?
¿por qué se nutrió con las estrellas y con el cielo?
¿por qué se creyó infinito?, ¿cómo se atrevió?…”
„Condenamos usted a la más dura pena:
De vivir una vez más todo lo que ya vivió”.

FELIZ CUMPLEANOS!

(21/11/2016)